Showland

El Juego del Calamar: así es la serie surcoreana que arrasa en Netflix

Suspenso, violencia, acción y crítica social con un grupo de personas con problemas económicos participan de un macabro juego infantile
Imagen del Editor
Redacción por
Leo Deangelis

“El Juego del Calamar” es la nueva serie surcoreana original de Netflix, que se convirtió en una de las producciones del momento que viene arrasando desde su estreno el 17 de septiembre. Su atrapante trama sorprende desde el minuto inicial y ocasionó que rápidamente se posicionara entre lo más visto de varios países y aseguran que va camino a ser la más vista de la historia en la plataforma. La violenta ficción, está creada y dirigida por Hwang Dong-Hyuk, y es una mezcla explosiva de suspenso, acción y crítica social, que deslumbra por su originalidad.

El Juego del Calamar: así es la serie surcoreana que arrasa en Netflix

La ficción tiene como premisa a un grupo de 456 personas, con severos problemas económicos, que compiten en un misterioso juego de supervivencia en el que deben sortear una serie de rondas de juegos infantiles, en las que el ganador se llevará una cifra millonaria. Pero los que pierden el juego, mueren.

Creada y ambientada en Corea del Sur, y más allá de lo de lúdico y sádico que propone, también sirve para mostrar las penurias sociales que de diversas formas afectan a algunos sectores de un país siempre exhibido como ejemplo de desarrollo y prosperidad.

El Juego del Calamar: así es la serie surcoreana que arrasa en Netflix

Se trata de un juego típico de niños en ese país que consiste en dibujar diferentes figuras geométricas en el suelo (círculo, cuadrado y triángulo, las que en conjunto forman un calamar) allí los atacantes se enfrentan a los defensores.

Cuando los primeros logran llegar a la cabeza del calamar, uno de los defensores “muere”. Así, se libra una batalla de fuerza y sobrevivencia, donde ese juego de niños será elevado a la máxima potencia, en una cuestión donde la necesidad es tal que la vida pasa a ser simplemente un costo a pagar. Al todos arriesgar su vida para obtener el premio mayor, se desata una ola de violencia, traición, odio, mentiras y ambición.

El Juego del Calamar: así es la serie surcoreana que arrasa en Netflix

De esta manera, “El Juego del Calamar” es la serie del momento en el mundo, la cual millones de personas devoran en cuestión de horas, gracias al suspenso y la aventura de unos juegos infantiles tradicionales del país asiático, se enamoraron de esta trama en la que perder cuesta la vida.

Es que se convirtió en la serie de moda y va rumbo a convertirse en la más vista en Netflix. Hasta el momento el primer lugar pertenece a “Bridgerton”, con 625 millones de horas vistas en sus primeros 82 días. Le sigue “La Casa de Papel” con 619 millones y “Stranger Things” con 582 millones.

Las razones del éxito

Diez años de planificación: El creador es Hwang Dong-hyuk, conocido por premiadas películas como “Silenced”. Su dedicación a esta producción fue de 10 años, tiempo en el que planificó cada escena. Para ello convocó a los reconocidos actores Lee Jung-jae y Park Hae-soo, que lideran el reparto.

Personajes identificables: El público logra identificarse con las historias de cada personaje. Se puede mencionar a Gi-Hun, una divorciada que lucha contra el fracaso empresarial y las deudas, hasta Sae-Byeok, desertora norcoreana que quiere reunir a su familia.

Además, Sang-Woo, quien fue a una prestigiosa universidad, pero malversó fondos de una empresa de inversión. También está Ali Abdul, migrante pakistaní que es maltratado por su jefe y Heo Sung-tae, un gángster que busca saldar sus deudas.

Los giros inesperados: Las seis pruebas a desarrollar están basadas en juegos infantiles. La relación de estos con los resultados mortales, es un fuerte contraste con la inocencia y la diversión que se vive en la infancia.

Muchos de los juegos son familiares como tirar de la cuerda, lanzar canicas o “luz roja, luz verde”. La relación con los juegos sencillos, pero fatales, añade un giro agradable e inesperado en comparación con otros programas del género de supervivencia.

La impactante simbología: Uno de los elementos más visibles de la serie es una muñeca gigante. Su diseño se basa en Young Hee, ilustración de los libros de primaria en Corea del Sur. Las redes se llenaron de memes con figuras geométricas ligadas al rango de los guardias.

Como dato curioso, el número telefónico que aparece en las tarjetas que les entregan a los participantes existe, su propietario ha recibido miles de llamadas. Un político le ofreció 85 mil dólares por este.

Una tensión constante: Aprovechar todos los recursos que requería la trama para generar una tensión e inquietud brutal en cada momento es uno de los secretos de la serie. La música clásica que irrumpe de manera terrorífica en el dormitorio de los participantes como señal del inicio del juego, le da un aire de espectacularidad. Los personajes de la serie se juegan la vida, lo que hace que las escenas estén llenas de sangre.

Más para leer