Showland

Las mejores y peores series de Star Trek por un no fan de Star Trek

Una mirada objetiva de ocho producciones Star Trek del universo episódico de la exitosa franquicia con universo propio en la ciencia ficción
Imagen del Editor
Redacción por
Leo Deangelis

Star Trek es la exitosa franquicia de televisión y cine creada por Gene Roddenberry en 1966, que logró traspasó a varias generaciones con sus viajes por el espacio, la última frontera, acompañando a la nave estelar Enterprise, en su misión permanente de explorar nuevos y desconocidos mundos, de buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones y de descubrir lugares únicos con personajes únicos, y manteniendo su vigencia. Pero, más allá de su universo de películas, las siguientes son las mejores y peores series de Star Trek por un no fan de Star Trek.

El universo de ficción de Star Trek está protagonizado por la historia de la Federación Unida de Planetas, y los años previos a su fundación en la Tierra, abarcando desde el año 2063, cuando ocurre el primer contacto entre los humanos y una raza extraterrestre, los vulcanos, hasta el año 2379, cuando la Federación pasa por momentos gloriosos pero a la vez muy difíciles al presentarse la posibilidad de tener que enfrentarse a las dos mayores superpotencias de la galaxia: el Dominio y el colectivo Borg.

La situación de la Tierra en esta Federación es particular, ya que desde el primer contacto en 2063, su desarrollo no conoció barreras, llegando a ser un planeta paradisíaco, donde los humanos viven en constante progreso; así mismo, desde el año 2161, la Tierra es la capital de la Federación, teniendo como sede de gobierno a la ciudad de París, Francia y del mando y de la academia de la Flota Estelar en San Francisco, en la actual California y habiendo llevado su enorme desarrollo como civilización hasta los confines del espacio conocido, que suma casi la cuarta parte de la Vía Láctea.

La franquicia Star Trek, demostró ser bastante realista en la mayoría de las facetas de la vida real del ser humano, como militar, ciudadano, político y demás; así como tener la virtud de mostrar a los personajes extraterrestres como seres similares a los humanos, con ciertas ventajas y desventajas respecto de los humanos, superando en este aspecto a la gran mayoría de las producciones del género, que más bien se han enfocado en los extraterrestres como amenazas para la Tierra y la humanidad.

Durante los más de cincuenta años de Star Trek, el universo de series, más allá de las películas, comenzó “The Original Series” de Kirk, Spock, Uhura, Scotty, el doctor McCoy, Sulu y compañía, pasando por “The Next Generation” con el capitán Jean Luc Picard a finales de los años ochenta o el “Deep Space Nine” de Benjamin Sisko, sin olvidar ni la “Voyager” de la capitana Janeway, ni el “Enterprise” del capitán Jonathan Archer; y una serie de animación de los años setenta; sin dejar de lado la más reciente “Discovery”.

Las mejores series de Star Trek para un no fan

“Star Trek: La nueva generación” – TNG

Entre 1987 y 1994 “Star Trek: La nueva generación” renovó la historia de la serie original (1966-1969), superando todas las expectativas, rompiendo las reticencias de los más conservadores al presentar al capitán más carismático de la franquicia, Jean Luc Picard, y una nueva tripulación que volvería a ganarse a generar felicidad entre los fanáticos, explorando nuevamente el espacio, con el androide Data, la semi-betazoide Deanna Troi, el primer oficial William Riker, el klingon Worf o la barman Guinan.

Posteriormente, en 1996, la serie presentó una de las mejores historias de ciencia-ficción, con el episodio doble que enlazaba el final de la tercera temporada con el principio de la cuarta: “Lo mejor de dos mundos”, enfrentaba a los tripulantes del USS Enterprise NCC-1701-D a los temibles borg, que conseguían capturar al capitán Jean-Luc Picard y asimilarlo a su colonia con mente colectiva como Locutus de Borg, mitad hombre y mitad máquina.

“Star Trek: La Serie Original” – TOS

Un verdadero clásico de la televisión, la serie original de Star Trek se emitió entre 1966 y 1969, centrando su relato en como el capitán James T. Kirk y su tripulación parten en la nave USS Enterprise en una misión de exploración de cinco años, en busca de mundos nuevos, nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones. En el transcurso su viaje la tripulación del Enterprise se encontrará con criaturas que cambian de forma y artistas del engaño, asesinos y locos.

Estos seres son lo bastante poderosos como para controlar las mentes de sociedades enteras, y seres demasiado débiles como para controlar sus propios poderes mentales. Los tripulantes de la Enterprise serán amados, amenazados, engatusados, asesinados, les ofrecerán parejas para copular, serán divididos en dos, resucitados, y lanzados hacia atrás en el tiempo. Se verán forzados a luchar por sus vidas y por las vidas de sus amigos. Y a lo largo de todas esas pruebas, se irá forjando un vínculo entre sus tripulantes.

“Star Trek: Discovery” – DIS

El estreno de “Star Trek: Discovery” significó en 2017 una verdadera sorpresa con una serie centrada en la guerra entre la Federación y el Imperio Klingon en su primera temporada. En la segunda, redobló la apuesta para atrapar a los fanaticos. La serie sigue los viajes de la USS Discovery y su excepcional motor de esporas, así como la historia de una oficial de la Flota Estelar caída en desgracia.

Por su parte, Michael Burnham, deberá aprender que para entender todo lo relacionado con los alienígenas, primero debes conocerte y comprenderte a ti mismo. “Discovery”, supo mantener el mismo espíritu que sedujo a los espectadores de TNG y TOS, y la ilusión por la exploración espacial de la idea original de Gene Roddenberry. De hecho, la USS Discovery está basada en bocetos de Ralph McQuarrie para una película del año 1970 “Star Trek: Planet of the Titans”, que no llegó a buen puerto.

“Star Trek: Voyager” – VOY

Entre 1995 y 2001, esta serie Star Trek presentó a la primera mujer capitana, Kathryn Janeway, y una nave perdida en un sector inexplorado del espacio, no convencieron a los espectadores de los años noventa. Durante esos siete años de emisión, “Star Trek: Voyager” dejó un buen puñado de episodios notables, pero pecó de conservadora al seguir en exceso de la estructura narrativa de TNG.

Cuando la serie convirtió a los Borg en la némesis de la Voyager, explorando la mitología de esta colonia con mente colectiva e incorporando a la tripulación a Siete de Nueve, una Borg desertora, rápidamente se convirtió en uno de los personajes más interesantes de la serie.

“Star Trek: La Serie Animada” – TAS

Tras la cancelación de TOS, hubo una poco conocida serie animada que constó de dos temporadas y veintidós episodios de media hora, que se emitió desde 1973 hasta 1974, que ampliaron la serie original con secuelas, mucho sentido del humor, nuevos planetas que descubrir, extrañas razas alienígenas y otras ideas que hubiese sido imposible de llevar a cabo en la serie de imagen real.

La serie ganó un Emmy en el año 1975, la misma fue concebida como un parche realizado por Filmation, un estudio especialmente hábil para realizar series animadas de bajo presupuesto, aunque en la parte creativa recuperaron a algunos guionistas de las dos primeras temporadas y todo el reparto original regresó para doblar a sus versiones animadas, con un resultado digno.

Las peores series de Star Trek para un no fan

“Star Trek: Espacio Profundo Nueve” – DS9

A diferencia del resto de la franquicia, esta serie no se centró en la exploración, sino en la diplomacia, apostando por un reparto multicultural y un capitán, Benjamin Sisko, afroamericano, pero cayó en un formato demasiado parecido al de “Vacaciones en el mar” cambiando el barco ‘The Pacific Princess’ por una estación espacial.

Lo peor de esta serie de la estación espacial “Espacio Profundo Nueve” es que tuvo que lidiar con “Babylon 5”, una serie de J. Michael Straczynski de premisa parecida, pero mucho mejor. Y si con las comparaciones con “Babylon 5” ya fueron difíciles, durante los siete años que duró en antena, de 1993 a 1999, “Star Trek: Deep Space Nine” vivió siempre a la sombra de su hermano mayor, TNG.

“Star Trek: Enterprise” – ENT

La peor serie de Star Trek. “Star Trek: Enterprise” se emitió durante cuatro temporadas en la cadena de televisión UPN, sumando un total de 98 episodios desde 2001 hasta 2005. Está situada un siglo antes de las aventuras de TOS, y acompañaba a la humanidad en sus primeros pasos en el espacio y los orígenes de la Federación de Planetas a bordo de la primera Enterprise, la NX-01.

Encabezada por el capitán Jonathan Archer en su misión de exploración a lo largo y ancho de la galaxia mientras presentan al ser humano al resto de razas sentientes de la galaxia. Las bajas audiencias hicieron que la cadena cancelara la serie, aunque permitió que completara su cuarta temporada y se despidiera. Desde su concepción se suponía que iba a ser un fracaso.

Star Trek: Picard – PIC

La serie de televisión de diez episodios llegó en 2020 con su primera temporada y se ubica varios años después de lo ocurrido en la película de “Star Trek: Nemesis”, con el capitán Picard, solitario y huraño, retirado del servicio activo y viviendo en su apacible chateau rodeado de viñedos en las campiñas francesas. Escrita por Akiva Goldsman, la serie sólo apuesta a una nostalgia desnaturalizada.

Con la reaparición de reconocidos personajes que solamente sirven para intentar sostener un argumento débil, se queda en un relato sin ritmo y con personajes mal construidos. En la Review de la temporada 2 “Star Trek Picard”, publicada en CONOCEDORES.com®, su título hace referencia a “un final para el personaje de Patrick Stewart”, que con un guión lento y apagado, siguiendo el ritmo del protagonista, la serie debería cancelar la season 3.

Más para leer