Showland

Por qué Netflix pierde suscriptores y qué pasa con Disney Plus y HBO Max

Netflix pierde suscriptores frente al crecimiento de otros gigantes como HBO Max y Disney Plus. ¿Qué pasará en el futuro?
Redacción por
Francisco Folmer

Esta semana se conoció que se fueron 200 mil suscriptores de Netflix, en el reporte financiero del primer trimestre de 2022. Si bien no se trata de un número sustancial para una compañía que tiene más de unos 220 millones de usuarios, refleja varias cosas. Por un lado, es la primera vez que Netflix pierde suscriptores en una década. Y por otro, que la competencia de sus rivales, entre ellos, Disney Plus, HBO Max, Prime Video y Apple TV Plus, está empezando a hacerse sentir.

¿Por qué Netflix pierde suscriptores?

Netflix responsabilizó de la caída de suscriptores a que las personas comparten su contraseña con amigos o familiares, pero eso es algo que viene sucediendo desde los orígenes de la Gran N, y antes no hubo un descenso.

La realidad es que en la guerra de las plataformas, no hay lugar ni habrá lugar para que convivan todas, porque los usuarios no pueden pagar una docena de suscripciones y tienen que privilegiar cuáles tienen los mejores contenidos y ofertas. Pero, el problema va mucho más allá y si bien algunos creen que se trata de una saturación de la oferta, para Netflix las complicaciones a futuro son mayores que para otros.

Para gigantes como HBO Max y Disney Plus, la situación es una. Y para Apple TV Plus y Prime Video, es otra.

Tanto para Apple como para Amazon, sus principales ingresos no provienen del negocio del streaming ni mucho menos. Es un servicio más que ofrecen a sus usuarios para mantenerlos dentro de su ecosistema.

Apple hace sus billones de dólares vendiendo hardware en primer lugar, fundamentalmente el iPhone. Y también comenzó a hacer caja con los servicios que vende por separado pero también en paquetes como Apple One, que da iCloud (mayor almacenamiento en la nube), Apple TV Plus, Apple Music y Apple Arcade (juegos online) además de Apple News y Apple Fitness (en mercados seleccionados).

Si Apple tiene más o menos suscriptores en Apple TV Plus, no afectará su balance financiero ni mucho menos. De hecho, la compañía que dirige Tim Cook decidió empezar una plataforma completamente de cero, con contenidos 100% originales, que no se vio en ningún otro lugar antes, con un nivel de producción más cerca de HBO y del cine, que de las plataformas tradicionales habituales. Le llevará tiempo, pero tiene el dinero para hacerlo, y fundamentalmente, aún fracasando, no será un problema para la firma.

El caso de Amazon es relativamente similar. Prime Video es un servicio más que Amazon ofrece a los suscriptores de Amazon Prime (especialmente en mercados como Estados Unidos) que permite acceder por un abono mensual o anual a entregas en el día o en 24/48 horas, dependiendo del producto, a delivery gratuito y a ofertas en milllones de productos. Prime Video es un servicio que llega gratis a los suscriptores de Amazon Prime. En otros mercados se vende por separado, pero el objetivo es atraer a las personas y usuarios a la compra y venta. Si Prime Video fracasara, tampoco sería un inconveniente.

Pero Netflix no puede darse ese lujo. Netflix depende 100% del dinero de los suscriptores. Si los suscriptores caen, la compañía no tiene otros ingresos como Apple o Amazon. Así que más tarde o más temprano, el hasta ahora líder de los servicios de streaming, tendrá que reconvertir su negocio (ofreciendo desde planes más económicos sostenidos por publicidad) o pensar en una fuente de ingresos, que estén alejados del streaming, como pueden ser los videojuegos. Pero, aún así, quizás no sea suficiente… y más tarde o más temprano… podría desaparecer o ser absorbida por otro gigante.

HBO Max y Disney Plus, están focalizando sus negocios en el streaming, pero tienen espaldas más sólidas gracias a sus múltiples negocios. Disney tiene sus parques temáticos, sus películas en los cines, sus cruceros y más. Mientras que HBO, con Warner Bros. Discovery tiene un sinnumero de canales, incluyendo, por supuesto, el gigante de las noticias CNN, y también sus películas en los cines, franquicias y más.

Que Netflix pierda suscriptores no es, insistimos un problema de saturación de oferta, sino el mayor indicador de que la competencia comenzó y Netflix deberá comenzar a ser más flexible para poder mantenerse como líder, o al menos, sobrevivir en el terreno de otros gigantes, si no quiere ser devorado por la competencia.

Por ahora, mientras Netflix pierde, el resto de los streamers gana. ¿Cuál será el que mantenga victorioso? Los resultados los veremos más temprano que tarde.

Más para leer