Showland

Por qué hay que ver Doctor Strange 2 en streaming en Disney Plus

La secuela del Hechicero Supremo amplía el Multiverso de Marvel, combinando magia y terror, de la mano del sello creativo de Sam Raimi
Imagen del Editor
Redacción por
Leo Deangelis

“Doctor Strange en el Multiverso de la Locura”, es la segunda película centrada en el Maestro de las Artes Místicas, protagonizada por Benedict Cumberbatch, junto a otros conocidos personajes como Wanda Maximoff compuesta por Elizabeth Olsen. Juntos se sumergirán en una aventura de terror, suspenso, magia y acción, atípica en el Universo Cinematográfico de Marvel, pero producto de la mente creativa de su realizador, Sam Raimi, quien desarrolla las múltiples realidades en una ampliación del Multiverso de Marvel. Luego de su estreno en los cines el 5 de mayo, el film llegó rápidamente al streaming y está disponible desde el pasado miércoles 22 de junio, en la plataforma Disney Plus.

Está claro que Marvel cambió y mucho, como cambiaron las caras en el paso de la exitosa Fase 3. Para ellos eliminó a sus dos pilares fundamentales como Iron Man y Capitán América, debilitó a Hulk y sostuvo a su estrella más querida y taquillera: Spider-Man. Además, cambió fuerza y maquinaria por magia, hechizos y múltiples realidades en donde todo puede suceder.

En ese contexto, toda esta etapa pasa y pasará por el Multiverso, donde todo es posible, aunque las piezas deberían encajar a la perfección, aunque no siempre lo logra. Por eso “Doctor Strange en el Multiverso de la Locura” generó casi tanta expectativa como “Spider-Man: No Way Home”, aunque está claro que no es lo mismo y las conjeturas pasaban por otro lado.

SPOILERS. En esta película, el Doctor Strange abre un portal al multiverso al utilizar un hechizo prohibido. Con la ayuda de viejos y nuevos aliados místicos, atravesará las alucinantes y peligrosas realidades alternativas del Multiverso para enfrentarse a un nuevo y misterioso adversario. Hasta ahí, todo muy formal y oficial. Así, el film comienza con Strange despertando de una pesadilla donde se veía huyendo junto a una joven de un demonio, en el que ambos logran escapar luego de abrirse un portal que los conduce a otro universo.

Ese comienzo, será el punto de partida para presentar a América Chávez (Xochitl Gomez), una adolescente que tiene el poder de navegar por todos los multiversos existentes. A continuación, ya en la realidad del Steven, tendrá que interrumpir la boda de su amada Christine (Rachel McAdams) para rescatar a la joven de las garras de un gigante monstruo con tentáculos, que quiere atraparla para absorber su superpoder, mientras aparece Wong (Benedict Wong).

Pero ese conflicto también involucrará a Wanda (Elizabeth Olsen) y a su Bruja Escarlata, quien reaparece después de su serie de Disney Plus “WandaVision”. Además, diferentes versiones existentes de los personajes y algunas sorpresas que ya habían sido filtradas. No esperar grandes apariciones en ese sentido. Solo la introducción en el film del grupo conocido como los Illuminatti, compuesto, entre otros, por Maestro Mordo, Charles Xavier y Capitana Carter.

El sello de Sam Raimi

Ahora bien, como combinar una película de Marvel, con toda una historia de suspenso, criaturas, cadáveres, magia y hechizos constantes. Solo un director podía hace una película que introduzca esas variantes en las realidades paralelas: Sam Raimi. El director es puro talento y se atreve como pocos a otorgarle un auténtico realismo y toda la verosimilitud a esos viajes por diversos mundos sobrenaturales.

El talentoso realizador, tiene sus origines en el cine de terror con varias películas de culto y también supo brillar en la primera trilogía de Spider-Man con Tobey Maguire como protagonista. Es un especialista en narrar historias de terror cargadas de pesadillas y personajes con poderes telepáticos y psíquicos, y demuestra tener un increíble manejo narrativo para conjugar esto, con una historia que arrastra todo el peso del MCU y al que le suma toda su experiencia en el cine de superhéroes

Sam Raimi, lleva adelante su “Doctor Strange en el Multiverso de la Locura”, con acción, humor y suspenso, sumados a la espectacularidad visual de los efectos especiales y la animación CGI. Para lograrlo, impuso su sello y se notó que tuvo toda la libertad creativa de siempre y que, a su vez, nunca se desvió de los conceptos de la Fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel y se permite, además, varias referencias cinéfilas.

“Doctor Strange 2”, intenta recuperar, con un personaje de peso como el Hechicero Supremo y con un director creativo, el poder de atracción que Marvel pareció haber perdido con la muy fallida película “Eternals”. Pero a su vez, amplió y potenció como nunca el concepto del Multiverso y las distintas realidades y variantes de personajes que se puedan imaginar, sin transmitir confusión o desconcierto de los espectadores. De todas maneras, las posibilidades multiversales son infinitas.

Un viaje de pesadillas, magia y terror

Gran parte de la película gira alrededor de la idea de que cada persona tiene una especie de doble que puede convertirse en su peor enemigo, o en algunos casos ser la posible salvación. Así, tanto Doctor Strange como Wanda Maximoff, quedan expuestos mientras combaten por el poder de América Chávez, entre círculos ígneos del Hechicero Supremo y las bolas de fuego de la Bruja Escarlata.

En cuanto a las interpretaciones, como ya se mencionó, es Elizabeth Olsen quien sobresale. Benedict Cumberbatch está afianzado en su personaje del Maestro de las Artes Místicas, entre su arrogancia, su necesidad de salvar el mundo, y su amor por Chistine Palmer.

La variante de este personaje, está compuesto con mucha solvencia y sobriedad por Rachel McAdams, quien, además, muestra mucho más de lo conocido hasta ahora del mismo. Por su parte, Benedict Wong como Wong y la recientemente incorporada Xochitl Gomez como la enigmática America Chavez, cumplen sin brillar.

Párrafo aparte, para la banda sonora compuesta maravillosamente por el experimentado y talentoso Danny Elfman, con matices a medida que los personajes y con un tono orquestal que sigue la narrativa del director Sam Raimi. Pero esta vez, la música se introduce como nunca en Marvel, en una sorprendente escena donde las notas salen de los hechizos y de las manos de Strange y su variante, convirtiéndose en una batalla musical real de pura imaginación visual y musical, salida de la mente de dos maestros.

La secuela de “Doctor Strange”, ya no tiene la carga de ser una película de origen y de presentación de personaje, y se desarrolla en un contexto totalmente diferente al que se desarrollado en su antecesora. A su vez todo el relato se desarrolla dentro de una dinámica narrativa motivada por el suspenso y la acción, con una abundante cuota de humor, desarrollado siempre, por la ingeniería de Sam Raimi.

“Doctor Strange en el Multiverso de la Locura” es una película que seguramente tendrá detractores, principalmente quienes busquen un Marvel más puro, aquel de Los Vengadores. Pero es indudable que, a partir de la creatividad de su director, es un verdadero entretenimiento de más de dos horas, que traslada al espectador a un viaje pesadillesco y por momentos intencionalmente desconcertante, que deja ganas de ver más, especialmente luego de observar sus dos escenas poscréditos que prometen seguir ampliando el Multiverso de Marvel.

Más para leer